Páginas

domingo, 15 de diciembre de 2013

CAPITULO 19

"Tenemos que hablar, pasaré a recogerte para cenar". Eso me recordó a nuestra primera cita, cuando nos confesamos lo que sentíamos el uno por el otro. Nunca olvidaría esa noche, fue mágica. 

Quería disculparme por haber sido tan infantil, porque realmente fui estúpida. Necesitaba más que nunca hablar con él, abrazarlo, sentirle a mi lado,estar en silencio, mirándonos a los ojos, únicamente escuchando su respiración. Necesitaba besarle, sentir sus labios con los míos. No podía aguantar estar sin él, le quería, y no había duda de ello. 


"Elisse tranquila, todo se va a arreglar, sólo hay que hablarlo". Eso me diría Liam, así que me tranquilicé, y me di cuenta que lo necesitaba protegiéndome por cada inseguridad que tenía. 


Terminé de preparar las últimas maletas, y me preparé para la cena. No tenía ganas de ponerme muy arreglada, simplemente opté por una camisa y unos pantalones negros. Aún quedaba una hora para que Liam pasase a recogerme, así que me tumbé en la cama, y empecé a pensar en estas semanas. Había sido muy poco tiempo, poquísimo, sin embargo habían pasado muchas cosas. Recapitulemos. Sophie y Niall se habían hecho muy amigos, Laura y Zayn se llevaban genial, Rachel y Louis... eran el uno para el otro, estaban locos mutuamente. Harry y Daniela eran perfectos. Y luego estábamos Liam y yo, los empalagosos, que al final acaban enfadados. En fin, supongo que yo misma me lo busqué. 


Llamaron al timbre y era Liam.


-Hola. -dijo él


-Hola. -Respondí enfadada, y no porque quisiera, sino por el "hola" tan soso por su parte.


Nos montamos en el coche y volvió a ocurrir. Volvió a llevarme a nuestro sitio especial. ¿Por qué tenía que ser así? De esa forma era inevitable no estar enamorada de él.


-Liam... lo has vuelto a hacer. Nunca dejarás de impresionarme. 


-A ver Elisse, tienes razón, tenemos que hablar. Yo te iba a esperar. Iba a esperarte todo ese tiempo, sin fallarte, te llamaría cada día, y todo hubiera salido bien. ¿Por qué le pones pegas a todo? ¿No puedes dejar de ser tan perfeccionista? 


-Liam, de verdad, sé que me pasé, pero no me refería a eso. Yo lo único que quería decirte es que te quiero muchísimo, pero con el tiempo y la distancia, las cosas pueden cambiar y no quería que te sintieses obligado a estar preocupado por mi cuando tú estás viviendo tu sueño. Sólo era eso. 


-Yo lo único que quiero es estar contigo, Elisse. Por favor, no desconfíes de mi, sabes que intentaré verte. Vamos a probar y si sale mal... lo dejamos por un tiempo, ¿vale?


-Nunca voy a desconfiar de ti. Vale Liam. Te quiero, y no sabes cuánto. 


Liam se acercó a mi, y poco a poco acercaba sus labios a los míos. Sus labios eran perfectos, entraban ganas de moderlos. Me agarraba de la nuca con tal fuerza que no podía controlar, nunca lo había visto así. Nos dirigimos a su casa, necesitábamos estar solos, nada nos podía estropear la noche. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario