Páginas

jueves, 26 de diciembre de 2013

CAPITULO 21.

Mientras esperaba a Liam, escribí la carta para Niall. No quería poner todo lo que le quería decir en una carta que verían todos.

"Niall, te preguntarás por qué no he te he nombrado en la otra carta. Bueno, verás, todos son muy buenos amigos pero...¿tú y yo qué somos? Quería pedirte perdón porque me porté fatal contigo, no sabía que de verdad te gustaba. Ha pasado ya su tiempo, pero nunca es tarde. Me hubiera gustado hablarlo en persona pero no ha habido ocasión. Me acuerdo perfectamente de cuando te conocí. Venías con tu brillante sonrisa, de oreja a oreja, como siempre. Niall, de verdad, te pido perdón, pero lo que siento por Liam no lo podré sentir con nadie. Creo que tengo la suficiente confianza para ser sincera contigo, por eso te lo cuento. Me llegaste a gustar, e incluso hubo un tiempo en el que no podía parar de pensar en tí, porque siempre has sido buenísimo conmigo, pero ese sentimiento desapereció con el tiempo, y no sabes cómo lo siento, pero Liam... bueno, qué te voy a contar que no sepa. Estoy enamorada de Liam desde que tenía unos... ¿cinco años? No sabría vivir si no es con él.
Niall, encontrarás a alguien que sepa apreciarte y que te merezca. Te quiero mucho. Por favor que nadie vea esta carta. "

Suspiré. Subí al cuarto de Niall y metí la carta por debajo de la puerta. En ese momento, me sentía fatal por Niall, todo lo que le había hecho, no quería hacerle daño pero quería muchísimo a Liam, y no podía dejarlo escapar.

-Elisse, creía que estabas abajo. -Dijo Liam
-Sí, pero había venido a ver cómo ibas.
-Ah, pues ya estoy, vamos.
-No espera. -Me acerqué para ponerle bien los cuellos de la camisa. - Ahora sí.
Su olor a colonia me enamoraba más aún, si es que podía.

Louis se había levantado temprano, por eso no estaba allí. Tenía un plan pendiente. Quería visitar a Rachel y despedirse de ella antes de que se fueran al aeropuerto. Le envió un mensaje que ponía "asómate a la ventana y tendrás una sorpresa", no quería que supiera que él, por eso, cogió el móvil de Zayn, ya que no lo tenía.
"¿Quién eres?" respondió Rachel al mensaje. "Sólo hazlo" insistió Louis. 

Rachel se asomó a su ventana, y ahí estaba él.
-¿Lou? No te esperaba, me alegro de verte, ¡pasa!
-He traído algo para desayunar, espero que no te importe.
-Claro que no me importa, vamos a desayunar, tengo hambre.

Prepararon la mesa y empezaron a comer.
-Rachel, tengo algo para ti. -Cogió la guitarra y empezó a cantar "They don't know about us". - Ya está definitivamente terminada. Era nuestra canción, ¿recuerdas? Quería dedicártela porque siento algo más que amistad, necesitaba decírtelo antes de que te fueras, aunque bueno, nos esperan muchos meses juntos, ya que eres nuestra telonera, ¿no?
-Louis... te odio.-empezó a reírse- ¿Por qué has tardado tanto en decírmelo? Claro que sí, nos espera un gran tiempo juntos.
-Te quiero Rachel, eres perfecta.

Ya casi era la hora, las chicas y yo habíamos quedado en el aeropuerto. Zayn, Niall, Harry, Louis y Liam habían venido a despedirnos. Louis venía acompañando a Rachel, y Liam a mí, pero Laura y Sophie como siempre tardaban. Estábamos en una zona especial, la cual, ellos tenían acceso para que no los vieran.
-¿Sophie dónde estáis?-La llamé para preguntarle.
-Hemos tenido un problema con las maletas, ya estamos llegando, id entrando y ya nos vemos en el avión.
-¡Pero Sophie que el avión sale ya!
-Lo sé, tranquila.

Siempre igual, estaba harta de que fueran tan impuntuales.
-Bueno Rachel, vayámonos nosotras, siempre nos hacen lo mismo.

Nos despedimos de ellos, y escuché una voz susurrando en mi oído, era Niall. "Todo está bien, no te preocupes". Le abracé fuerte y le dije "gracias".
Liam estaba mirándonos discretamente, era muy listo y sabía que algo estaba pasando.

-Bueno pequeña, ya lo sabes, en cuanto pueda nos veremos. Te quiero mucho. Toma- me puso un anillo de plata en el dedo, era muy bonito- Te dará suerte y así te acordarás de mí, viene de familia, cuídalo.
-Es precioso. Gracias Liam, siempre lo llevaré.

Los chicos se fueron, Rachel y yo fuimos a la puerta de embarque y nos montamos en el avión. Estaba preocupada y nerviosa, ¿dónde estaban Laura y Sophie? ¿por qué aún no habían llegado? El avión iba a despegar.

jueves, 19 de diciembre de 2013

CAPITULO 20.

Los rayos de luz entraban por la ventana, lo que provocó que despertara. Hoy era el día, por la tarde cogía el avión y adiós. No quería despertar a Liam, estaba dormido y parecía un niño pequeño. Dormía con una ligera sonrisa, a pesar de todo, siempre sonreía, y eso le hacía especial. Para mí Liam era un ejemplo a seguir, quería tener esa facilidad de sonreír a pesar de todo lo malo.  Empecé a tocar su pelo mientras contemplaba su rostro, podría llevarme así toda una vida. No me pude resistir y comencé a darle besos, alrededor de su cuello y en la cara, hasta despertarlo. 

-Elisse, buenos días pequeña. 
-Eres como un niño pequeño durmiendo. 
-Que cosas dices, no estaba durmiendo...
-Liam, estabas roncando. 

Empezamos a reírnos y a hablar como nunca. Sin duda, éstos últimos momentos con él fueron los mejores. Esa misma mañana, al despertar y verle junto a mí, me di cuenta de que Liam era la persona con la que quería pasar el resto de mis días, nunca encontraría a nadie mejor. 

-Te quiero muchísimo mi amor. Siento que ésto no haya sido como queríamos que fuera, pero ahora más que nunca sé, que no te quiero perder. 
-Elisse, nunca me vas a perder. Te amo. 

Sus labios se acercaron a los míos mientras acariciaba delicadamente mi cara. De nuevo, el mundo desaparecía, y todo se congelaba en un instante, sólo él y yo.

-Bueno Liam, tengo que ir yéndome al apartamento, a preparar las últimas cosas... y además quiero despedirme de los chicos y darles las gracias por todo. 
-Claro... espera, me visto y te acompaño. 
-Vale, voy despidiéndome.  

Bajé para ver si estaban, pero era muy temprano y no me extrañó no verlos por allí, seguirían durmiendo. Necesitaba despedirme de ellos, aunque hubiese sido muy poco tiempo y no hayamos estado tanto tiempo juntos, me han ayudado mucho, así que decidí escribirles una carta. 

"Bueno, ha llegado el día. No sé qué pasará, ni cuándo volveremos a estar todos juntos, espero que pronto. Quería despedirme en persona, pero era pronto y aún no estabais despiertos. Para empezar, diré que muchas gracias por todo, por hacer que me sienta tan especial y por haberme ayudado en momentos difíciles con Liam. Sois geniales chicos. 

Empezaré con Harry. Harry, no cambies nunca. Eres la persona más buena que existe, y pocas personas lo saben. Tienes un corazón que no te cabe en el pecho, demuéstrale al mundo que eres tú, Harry Styles, el chico de Holmes Chapel, y no Harry Styles, el guaperas de One Direction. Eres increíble. Y por cierto, cuida a Daniela, porque es tu chica perfecta, pero eso ya lo sabes, ¿verdad?

Zayn. Bueno Zayn, tú siempre me has ayudado. Cuando me peleé con Liam tú me ayudaste y nunca te podré agradecer que gracias a ti dejé de ser tan orgullosa y lo recuperé. Te digo lo mismo que a Harry, no cambies, porque eres buenísimo. 

Louis. Para mí, eres como un hermano, ¿sabes? Me das mucha confianza, hablar contigo es como hablar con una persona que conozco desde siempre. Gracias por todo, de verdad. PD: Rachel siente lo mismo que tú. (No le digas que te lo he dicho)

Pues hasta aquí es todo. Os quiero mucho chicos, os echaré de menos, pero nos veremos pronto."

Dejé la carta encima de la mesa del salón y esperé a que bajara Liam para irnos.

domingo, 15 de diciembre de 2013

CAPITULO 19

"Tenemos que hablar, pasaré a recogerte para cenar". Eso me recordó a nuestra primera cita, cuando nos confesamos lo que sentíamos el uno por el otro. Nunca olvidaría esa noche, fue mágica. 

Quería disculparme por haber sido tan infantil, porque realmente fui estúpida. Necesitaba más que nunca hablar con él, abrazarlo, sentirle a mi lado,estar en silencio, mirándonos a los ojos, únicamente escuchando su respiración. Necesitaba besarle, sentir sus labios con los míos. No podía aguantar estar sin él, le quería, y no había duda de ello. 


"Elisse tranquila, todo se va a arreglar, sólo hay que hablarlo". Eso me diría Liam, así que me tranquilicé, y me di cuenta que lo necesitaba protegiéndome por cada inseguridad que tenía. 


Terminé de preparar las últimas maletas, y me preparé para la cena. No tenía ganas de ponerme muy arreglada, simplemente opté por una camisa y unos pantalones negros. Aún quedaba una hora para que Liam pasase a recogerme, así que me tumbé en la cama, y empecé a pensar en estas semanas. Había sido muy poco tiempo, poquísimo, sin embargo habían pasado muchas cosas. Recapitulemos. Sophie y Niall se habían hecho muy amigos, Laura y Zayn se llevaban genial, Rachel y Louis... eran el uno para el otro, estaban locos mutuamente. Harry y Daniela eran perfectos. Y luego estábamos Liam y yo, los empalagosos, que al final acaban enfadados. En fin, supongo que yo misma me lo busqué. 


Llamaron al timbre y era Liam.


-Hola. -dijo él


-Hola. -Respondí enfadada, y no porque quisiera, sino por el "hola" tan soso por su parte.


Nos montamos en el coche y volvió a ocurrir. Volvió a llevarme a nuestro sitio especial. ¿Por qué tenía que ser así? De esa forma era inevitable no estar enamorada de él.


-Liam... lo has vuelto a hacer. Nunca dejarás de impresionarme. 


-A ver Elisse, tienes razón, tenemos que hablar. Yo te iba a esperar. Iba a esperarte todo ese tiempo, sin fallarte, te llamaría cada día, y todo hubiera salido bien. ¿Por qué le pones pegas a todo? ¿No puedes dejar de ser tan perfeccionista? 


-Liam, de verdad, sé que me pasé, pero no me refería a eso. Yo lo único que quería decirte es que te quiero muchísimo, pero con el tiempo y la distancia, las cosas pueden cambiar y no quería que te sintieses obligado a estar preocupado por mi cuando tú estás viviendo tu sueño. Sólo era eso. 


-Yo lo único que quiero es estar contigo, Elisse. Por favor, no desconfíes de mi, sabes que intentaré verte. Vamos a probar y si sale mal... lo dejamos por un tiempo, ¿vale?


-Nunca voy a desconfiar de ti. Vale Liam. Te quiero, y no sabes cuánto. 


Liam se acercó a mi, y poco a poco acercaba sus labios a los míos. Sus labios eran perfectos, entraban ganas de moderlos. Me agarraba de la nuca con tal fuerza que no podía controlar, nunca lo había visto así. Nos dirigimos a su casa, necesitábamos estar solos, nada nos podía estropear la noche. 

sábado, 14 de diciembre de 2013

CAPITULO 18.

Necesitaba hablar con alguien, ésto me estaba matando, no sabía qué hacer con Liam, él empezaría un gira mundial, nos separarían miles de kilómetros, yo me iría a estudiar y nosotros... con nosotros no sé qué pasará. Llamé a Sophie, ella era mi mejor amiga, y necesitaba hablar con ella, no podía más. 

Ambas estábamos hoy en el apartamento solas, íbamos a preparar las maletas, ya que mañana nos iríamos. 

-Sophie necesito hablar contigo. 
-¿Qué pasa? Cuéntame. 
-A ver, ¿te acuerdas de lo que os hablé de Liam y yo, verdad?
-Sí. 
-Bueno, pues he pensado que quizás sería buena idea dejarlo...
-¡¡¿Qué?!!! ¿Eres tonta? Es la persona que más quieres de este mundo, te llevas todo el día pensando en él, desde siempre, es tu alma gemela, sabes que no hay nadie mejor para ti, sois perfectos el uno para el otro.

Cuando Sophie me respondió con esas palabras empecé a llorar. 

-Vale, sé que tienes razón, pero, ¿y si durante ese tiempo que no estemos juntos, él se enamora de otra chica o... yo me enamoro de alguien? Pueden pasar muchísimas cosas, y yo no sé si podríamos estar separados Sophie, no sé qué hacer, y te recuerdo que hace un año se fue y lo pasé fatal.

-Pf.. habla con él. 
-Está bien, eso haré, pero no sé cuándo..
-Ya. Ve ya. Te recuerdo que en 24 horas nos vamos Elisse. 

Fui a buscar a Liam, no sabía cómo se lo diría pero tenía que hacerlo. Odiaba ser tan insegura, tan cobarde, pero pensar que estaré tanto tiempo sin verle me mataba, así que llegué a casa de los chicos y hablé con él. 

-Hola Eli.-así era como me llamaba Louis. 
-Hola Lou
-¿Qué te pasa?
-Eh.. no nada, gracias por preguntar.
-¿Seguro?-Louis se sospechaba que algo me pasaba sólo por la cara que tenía.-Liam está en el jardín.
-Vale, gracias.

Me dirigí al jardín. Estaba temblando, no sabía cómo empezar. 
-Hola pequeña, ¿cómo estás? Iba a ir a verte ahora, pero te has adelantado. 
Me besó en la frente, como solía hacer, y una lágrima se derramó por mi cara. 
-Eh, ¿qué te pasa Elisse? ¿por qué lloras?
-A ver Liam... no sé cómo empezar...
-Vale, esto no es bueno. 
-No, no.. es que, a ver, ¿qué va a pasar con nosotros? Mañana me voy, y tú empezarás con la gira, pero ¿cuándo estaremos juntos?
-Creía que lo habíamos hablado Elisse, sabes que iría a verte en cualquier momento. No te preocupes. 
-No Liam. No puedes vivir a base de viajes sólo para verme, no es justo, tienes que vivir tu vida, sin preocuparte por mí. Y, ¿si durante ese tiempo las cosas cambian?
-¿Qué insinúas? Joder, siempre estás igual. Nada tiene por qué cambiar, parece que quieres terminar con ésto, en serio. 
-Liam no quiero terminar con ésto, solo quiero saber qué va a pasar, porque no sé si lo sabes pero tengo miedo a perderte, ¿vale? Parece que no te das cuenta, estoy harta. 
-¿Harta? ¿Acaso te trato mal?
-No, al contrario, quizás ese es el problema, que te encargas sólo de protegerme y de decirme que todo va a ir bien, pero no hablamos sobre qué pasará, y me parece un tema muy serio. 
-Si te protejo es porque te quiero, pero tienes razón, a lo mejor esto no tiene futuro. -Respondió Liam muy enfadado.
-Pues quizás no. 

No sé qué había pasado, qué había dicho de más, pero la cosa se había ido de las manos, comencé a llorar y me fui. Lo que sí sabía es que Liam y yo habíamos terminado, y todo por culpa de mis inseguridades y miedos.

Regresé a casa, me metí en la cama, y no salí en todo el día. No quería saber nada, era una inútil que sólo sabía meter la pata cuando hablaba. 

Sophie le contó a Rachel y a Laura lo que había pasado y vinieron a animarme. Cuando se fueron, vi el móvil y encontré un mensaje de Zayn: "Elisse, tenéis que hablar, Liam está fatal, y sé que tú también". 
Por otro lado, Laura le había enviado un mensaje a Liam que decía lo mismo, se habían puesto de acuerdo.
 
Unas horas después, Liam me mandó un mensaje: "Tenemos que hablar, te recojo para cenar". 

CAPITULO 17

Harry estaba precioso con ese niño en sus brazos, seguro que sería un padre estupendo, de esos que juegan los domingos con sus hijos, los ayuda con los deberes, o les deja hacer cosas a escondidas, el típico padre guay.

Se despidió de la mujer, le dijo que esperaba que todo le fuera muy bien y que si necesitaban algo, podía contar con él. Tras abandonar el hospital, decidió ir a casa de Daniela, hacía un par de días que no la veía y le echaba de menos.

Daniela abrió la puerta y le abrazó de la emoción, no se lo esperaba allí. 

-¡¡¡¡Harry!!!!

Daniela vestía una camiseta vieja y unos pantalones cortos, ropa de estar por casa, sin embargo estaba guapísima.

-Amor, hace unos días que no nos veíamos, te echaba de menos. ¿Te apetece dar una vuelta?
-Eh, claro que sí, pero voy a arreglarme, ¿vale? Espera unos minutos aquí. 
Se notaba a Daniela mucho más feliz, ya casi no se le notaban los hematomas, y su color de piel volvió a su tono bronceado, y no al pálido de días anteriores.

Harry abrió poco a poco la puerta de la habitación, intentando mirar cómo se cambiaba.
-Harry, por favor... -Le dijo Daniela tapándose rápidamente con lo primero que vio. 
-Oh, venga, no seas tonta, que no es nada nuevo.- Respondió Harry riéndose. 
-¡Serás asqueroso! .-dijo Daniela tirándole un cojín.- Bueno, ya que estás, ¿me ayudas a ver qué vestido me pongo?
Daniela empezó a sacar un par de vestidos y se los probó. Harry siempre decía que estaba preciosa, pero ella no estaba conforme. 

-¿Qué tal éste Harry?- Era un vestido rojo ajustado, pero sin ser llamativo, discreto. 
-Vaya.  Bombón, están radiante, grrrr. 

Se montaron en el coche, sin rumbo propuesto. 
-¿A dónde vamos?-Preguntó Daniela. 
-Pues ni idea, a donde nos lleve el coche.
-Estás loco Harry. 
-Sí, pero las mejores personas lo estamos, tú también. 
-Gracias entonces, supongo. 

Ambos se rieron y se bajaron. Se encontraban en la playa, estaban solos, la tenían entera para ellos, así que se sentaron en la arena. 

-Esto es increíble.

-Sí, la verdad es que es preciosa esta playa.

-No.. no me refiero a eso. Me refiero a lo nuestro. Nos odiábamos, nos conocimos.. no sé si me explico.. eh.. -estaba nervioso, apenas podía hablar- y ahora mira, en poco tiempo, menos de dos semanas, sí, menos de dos semanas, creo.. te has convertido en alguien imprescindible, en... mi otra mitad. 
Somos prácticamente dos desconocidos, y sin embargo, es como si te conociera de toda la vida. Eres con la única persona que dejo de ser Harry de One Direction  y soy simplemente, Harry Styles, un chico de 19 años de Holmes Chapel. Eres diferente, Daniela.

-Harry... -empezó a llorar y lo abrazó. - Te quiero muchísimo. No me dejes, ¿vale?
-Nunca lo haré.



domingo, 13 de octubre de 2013

CAPITULO 16

Ya solo quedaban tres días para que nuestras vacaciones acabasen, así que las chicas y yo decidimos pasar este día solas, día de chicas.
Primero, decidimos ir de compras. Estábamos en Londres y no habíamos comprado nada más antes, ¿cómo era posible? Fuimos a Oxford Street, pero paparazzies nos reconocieron como ‘las novias de los 1D’, así que rápidamente nos escondimos en donde pudimos, íbamos corriendo por las calles, la gente empezaba a acercarse para ver lo que pasaba. Encontramos una cafetería algo alejada de donde estaban las cámaras y decidimos quedarnos allí. ¿Por qué eran así con nosotras? Sólo somos chicas normales, amigas de ellos, bueno, quizás yo era más que una amiga de Liam, pero, ¿por qué nos trataban como famosas? No lo somos. Nosotras no cantamos, no somos modelos, actrices, ni nada. Ahora comprendía cómo se sentían los chicos y por qué no les gustaba salir mucho. Las dos veces que habíamos salido nos habían atacado las cámaras.
-¿Veis esto normal? -  Pregunté
-Yo creo que es por culpa de anoche, si no nos hubieran visto con ellos… .- Dijo Sophie.
-Sí, yo también lo creo, pero ya no podemos hacer nada, vamos a quedarnos un rato aquí, ya se cansarán.  – Intervino Rachel
-Estoy deseando volver a casa, en serio, que asco. – Se quejó Laura.
-Bueno ya nos queda menos… -Dije
-¿Qué va a pasar con Liam y tú?
-Pues no lo sé, la verdad. Dijimos que seguiríamos juntos pero todo será demasiado complicado, no sé qué hacer…
-Déjalo estar, y si con el tiempo se complica, ya decidiréis.
-Sí, eso haremos, pero es que es todo tan perfecto ahora mismo que no quiero que acabe nunca. He soñado con esto toda mi vida, y mira ahora…

                                                                     ~~


Por otro lado, Harry decidió visitar a Daniela, hacía tiempo que no la veía y quería saber qué tal estaba. Al llegar a su barrio, todo seguía como la otra vez, misma pobreza, mismas personas, misma suciedad… A Harry se le partía el corazón. 
Empezó a escuchar a una mujer chillando y Harry acudió al instante. Era la mujer embarazada, estaba rompiendo aguas.
-Eh, tranquila, voy a llevarte ahora mismo a un hospital. Tranquila, vamos, te llevaré. 
Ayudó a la joven a llegar hasta su coche y la llevó al hospital. Se quedó horas y horas esperando a que naciera el bebé, no iba a dejar a aquella mujer sola en el hospital. 
-¿Usted es el padre de la criatura?- Preguntó el médico.
-Em..
-Solo pueden acompañarle los familiares. 
-Sí, soy yo el padre. ¿Cómo está?
-Pase. 
Harry entró en la habitación y vio a la mujer sonriendo con su bebé en brazos. 
-Mu-muchas gracias por todo. 
-De nada, no iba a permitir que dieses a luz a un bebé en la calle. ¿Es niño o niña?
-Niño, ¿quieres cogerlo?
-Claro, es precioso. ¿Cómo lo llamarás?
-Pues no lo sé. Por cierto, ¿cómo te llamas?
-Harry.
-Pues anda, como mi hijo. 

sábado, 12 de octubre de 2013

CAPITULO 15


Pasamos juntos todo el día, comimos, estuvimos en la piscina, vimos una película de miedo mientras comíamos palomitas y hablamos. Sobre todo eso, hablamos mucho, más que ver la película. Nos habíamos convertido en grandes amigos. Por la noche, decidimos salir de fiesta por Londres. 

Fuimos a una discoteca enfrente del Tower Bridge, llena de gente en la que reconocieron enseguida quienes eran. Mis ojos solo veían flashes y solo escuchaba insultos que me decían: "No te mereces estar con Liam’. Pero me daba igual, yo no había hecho nada malo, y tenía a la mejor persona del mundo, no la iba a dejar. Por otro lado, también había muchas chicas dándome apoyo. Por fin, nos quedamos tranquilos, pero Sophie se encontraba mareada y decidió salir.

-Hola.
Ambos se encontraban en un lado del puente apoyados sobre la barandilla.
-Oh, hola Niall.
-He venido a acompañarte, no quería que te quedaras sola por aquí tan de noche.
-Muchas gracias, no hacía falta. Oye, ¿puedo hacerte una pregunta?
-Claro.
-¿Cómo puedes estar viendo a Elisse y a Liam todo el día juntos si estás enamorado de ella?
-Bueno, es fácil. Liam es como mi hermano, prefiero que sean felices. Además, ella no es la que está en mi mente en estos momentos.
Ese ‘ella no es la que está en mi mente en estos momentos’ me desconcertó. ¿A qué se refería?
-Por cierto, esta noche estás preciosa. Bueno, siempre.
-Que va, no lo soy. Ojalá lo fuera.
-¿Qué no? Mira tu sonrisa, por favor.
Sophie empezó a reírse mientras se frotaba los brazos en señal de frío. Niall se quitó su chaqueta y se la puso por los hombros mientras la abrazaba.
-Gracias Niall, creo que estos días eres la única persona que no pasa de mi.


Al llegar a casa, Rachel recibió un mensaje de Louis:
“Dicen que a veces, dos personas nacen para estar destinadas a enamorarse. ¿Crees en eso?”

Rachel le respondió con un: “Sí”.

CAPITULO 14

A la mañana siguiente, todas fueron a desayunar a casa de los chicos. Ellos les habían invitado porque querían proponerle a Rachel que fuera la nueva telonera del próximo tour. Al llegar, olía a pan recién hecho mezclado con tostadas quemadas, eran unos desastres cocinando.

-¿Quién ha cocinado? Porque va para chef, ¿eh? -Dijo Sophie irónicamente.
Los chicos se rieron y miraron a Niall.
-Yo. Ya ves, soy un cocinero profesional.-Le respondió Niall riéndose
En las mejillas de Sophie apareció un breve rubor. Ella lo dijo en plan de broma y no se esperase que fuese él. Ahora quedaría mal delante de él, quedaría como una desagradecida, encima de que le hace el desayuno...
-Bueno, gracias por invitarnos y hacernos el desayuno Niall. Seguro que sabe mejor de lo que parece. -Dijo intentando arreglarlo.
Todos empezaron a comer y Zayn empezó a hablar.
-Bueno, a ver, estamos buscando teloneros para nuestro próximo tour. ¿Se os ocurre alguna idea?
-Ni idea. Pegaría una chica, ¿verdad? -Propuso Liam
Le eché una mirada celosa a Liam.
-Eh, no pienses tanto en chicas tú. -Dije de broma mientras reía.
-Que tonta eres, si yo sólo te quiero a ti.
-Era broma, si a mi me da igual jaja
-Oye dejaros de ñoñerías, parejita. -Nos interrumpió Laura.
-Sí, yo pienso que pegaría una chica, pero, ¿quién?
-No sé, debería de ser una chica con una voz especial, que sepa bailar, que entienda de música... que sea guapa... - Intervino Louis mientras miraba sonriendo a Rachel.
-¿Qué tal Rachel? - Dijo Niall
-¡¿Yo?! ¿Estáis de broma? No, no...
-Rachel no seas tonta, si a ti te encanta cantar. -Insistió Sophie.
-Bueno, no sé. Estaría bien.
-¿Entonces? - Preguntó Zayn
-De acuerdo. -Confirmó Rachel
-¡Genial! - Gritaron todos.

A Rachel se le veía muy emocionada, y con una gran sonrisa. Ella era una chica muy especial, se lo merecía. Me acerqué a ella y le di un gran abrazo para felicitarla.

-¿Y que harás con el conservatorio? - Preguntó Laura
-Bueno, supongo que estudiaré y cuando pueda pues ensayaremos. Y cuando empieza la gira, pues la aprovecharé. Lo dejaré para otro año, esto es algo que no puedo desperdiciar.
-Tendrás futuro, créeme. -Dijo Louis.

Rachel le devolvió una gran sonrisa.
Entre todos recogieron la mesa y decidieron hablar un rato.

------------------------------------------------------------
Sé que es un capítulo corto, pero no sabía cómo separarlo del siguiente. Gracias por leer <3

lunes, 7 de octubre de 2013

CAPITULO 13

-Bueno, tengo que volver ya a casa, Rachel estará preocupada.
-Espera que te llevo Laura, pero antes tómate una ducha porque estás hecha un cuadro.-Le propuso Zayn a Laura mientras se reía de sus pintas.
-Gracias Zayn pero no hace falta, ya me espero a casa.
-No, si no es por ti, es por el coche, que lo manchas.
-¿Esa es tu preocupación? Muy bonito.
-Eh, vengándote de antes, ¿no? Eres una chica rebelde muy sexy.
-Y tú un chulo rebelde muy tonto.

Ambos empezaron a reírse a carcajadas. Zayn no paraba de sonreír de esa forma tan característica que tenía, con la lengua entre los dientes y achinando sus oscuros ojos. Él era realmente precioso, su mirada era tan intensa y llamativa.. Laura, también era morena, con unos ojos color miel y un rubor característico en sus mejillas.Era una chica bajita, con un pelo larguísimo, color cerezo.
En sus miradas se les notaba que estaban locos el uno por el otro.

-Bueno, ahora sí, sube al coche y te llevo.

                                                       ~~

Zayn y Laura llegaron al apartamento. Al entrar, pillaron a Rachel cantando, nadie excepto Louis y sus amigas sabían su talento. A ella le daba demasiada vergüenza. Sus padres nunca habían aceptado que ella cantara, decían que eso no tenía futuro y que tenía que estudiar algo mejor, por eso, sentía que a nadie le gustaría escucharla. Ahora tenía 18 años, y por eso quería estudiar al año siguiente en un lugar nuevo en el que empezar a cantar y a bailar. La verdad, es que era una tontería, pero ella era así.

-Rachel, cantas genial.
-¿Cómo? ¿Me habéis escuchado? Oh no, Zayn, no me hagas la pelota, que horror, canto fatal, olvida lo que has visto y oído.
-Déjala, ¡es más tonta la pobre! -Contestó Laura
-Para nada, en serio. Ya nos cantarás un día, tengo que irme, ¡adiós chicas!
                                                                 
                                                             ~~
Al llegar, Zayn reunió a los chicos.
-A ver tíos, ¿habéis escuchado a Rachel cantar?
-Yo no.- Dijo Louis mintiendo.
-No- Respondieron los demás
-Pues he pensado en que sea la nueva telonera, si ella quiere, claro. ¿qué os parece?
-Claro, será genial . -Dijo Niall
-Sí, pero tendremos que escucharla antes, hablar con el equipo, etc.
-Sí, sí, mañana se lo decimos.

Louis no decía nada, pero por dentro estaba más feliz que nunca.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Bueno, sé que este capítulo es muy corto, pero no he podido escribir más. Intentaré subir uno cada día aunque sea corto. Espero que os guste, gracias por leer <3


domingo, 6 de octubre de 2013

CAPITULO 12.

Hubo un silencio y ambos intercambiaron miradas durante unos segundos, pero Rachel desvió la suya.
-Tengo que irme Louis, Laura me espera en nuestro apartamento. Lo he pasado muy bien, hasta mañana.
Rachel se fue corriendo, y ruborizada. Louis se quedó avergonzado pensando en que quizá había sido muy descarado, pero no era ese el problema. El problema era que Rachel tenía novio, pero estaba empezando a sentir algo que nunca había sentido, con Louis compartía algo que nunca había hecho con nadie, la música. 

El sueño de Rachel era cantar, y su pasión por la música no la entendía nadie, pero Louis sí, era la primera persona. Ella estudiaría en el conservatorio al curso siguiente, además de cantar y tocar el piano, Rachel era bailarina de ballet.



Al llegar al apartamento, Laura no estaba. Vio el móvil y había recibido un mensaje en el que decía que había quedado con Zayn, así que decidió quedarse cantando y bailando ballet. La música empezó a sonar por toda la habitación, a los sones de "El lago de los cisnes", ella realmente parecía un cisne, vestía un maillot rosa, un tutú de seda y unas zapatillas especiales. Rachel era demasiado tímida, y nadie sabía que ella bailaba ballet, pero era muy buena bailarina.

Por otro lado, Zayn llevó a Laura a un sitio en el que nunca nadie había estado, era una pared de su habitación en el que él se dedicaba a pintar en sus momentos libres. Para él pintar, era una forma de relajarse y lo hacía muy a menudo. 

-Guau Zayn, esto es impresionante.- Dijo Laura refiriéndose a una pared donde Zayn realizaba todos sus dibujos.
-No, no lo son, pero muchas gracias. ¿A ti te gustaba pintar, verdad?
-Sí, me gusta mucho, pero no soy muy buena.
-Bah, seguro que sí lo eres.
Zayn y Laura empezaron a pintar sobre la pared, mientras que él le enseñaba algunas técnicas que él había aprendido.
-Zayn no sabía que pintabas tan bien, de verdad, estoy muy sorprendida.
-¿Muy sorprendida? ¿El tipo duro del grupo no puede pintar? Muy bonito.. –Dijo riéndose
-Que tonto eres. No es eso, solo que no me lo esperabas. Deberías enseñar esto, de verdad, vales mucho.
-Que va.

Zayn le tiró pintura a la cara y ambos empezaron una mini guerra por toda la habitación. 

domingo, 29 de septiembre de 2013

CAPITULO 11

Narra Harry

"Me pregunto qué le pasará. A su hermana se le veía muy preocupada y triste, tengo que ir a su casa ahora mismo"
Por fin llegué al sitio que indicaba el papel que Sandra me entregó, era un barrio muy sucio, con casas muy pequeñas y hombres que vivían entre cartones por el suelo. La verdad es que nunca había oído hablar de este barrio, pero el corazón se me rompió al estar allí.
Vi una mujer embarazada, muerta de hambre y decidí darle dinero. Le dije que le ayudaría en todo lo necesario para que ese niño naciera en un hospital y tuviera comida, no se merecía vivir así.

Número 12, casa de Daniela. Llamé el timbre y por fin abrió la puerta. Se le veía llena de hematomas por el cuerpo, me quedé de piedra al verla, me costaba reaccionar ante lo que veía.
-Da..daniela, ¿qué te ha pasado?
-Harry, ¿cómo me has encontrado? No quería que vieras donde vivo, soy de un barrio pobre...
-Daniela, a mi eso me da igual, ¿pensabas que realmente me importa si eres rica o pobre? No, eso no es así. A mi me importas tú. Por favor, cuéntame qué te ha pasado.

Entramos dentro de la pequeña casa y nos sentamos en el sofá para hablar.
-Harry, verás.. mi jefe..bueno, a ver.. desde hace un tiempo, quería que saliese con él, me obligaba a hacer todo lo que él no quería, pero yo me negaba. Al principio me dejaba, pero me cansé. Le dije que no quería seguir soportando sus borderías, que no tenía por qué ser su criada, yo solo era una camarera de su bar, nada más. Pero él se cabreó y empezó a pegarme. No he vuelto al trabajo, y me da miedo salir de mi casa, Harry, está buscándome.
-¿Cómo? Ese tío se va a enterar, le voy a reventar la cara, te lo digo. Voy a buscarle ahora mismo...
-No, Harry por favor, no hagas nada.
-Déjame, te voy a salvar de ésta, te lo prometo.

Me fui corriendo al bar en busca de ese tío. Entré y ahí estaba. Me dirigí hacia él y le empecé a pegar, no podía controlarme.
-Hijo de puta, ten cuidado con lo que le haces a las mujeres, te lo digo.- Dije y me fui.

Fui a la comisaría y le denuncié, ya que sabía que Daniela no haría nada. Al volver, decidí irme a su casa y pasar la noche con ella, no quería que estuviese sola.
Pasamos la noche abrazados en su cama, se le notaba realmente aterrorizada, pero conmigo estaría más segura.

                                                     ~~ ~~
A la mañana siguiente, Louis decidió llamar a Rachel y ambos bajaron al estudio de grabación. Él había terminado la canción y quería enseñarsela.
-Rachel, dime que te parece.
Lou empezó a cantar y a tocar el piano para ella. Se veía precioso, su voz parecía un ángel caído del cielo.
-Preciosa. Es preciosa. ¿Cómo la vas a llamar?
-They don't know about us. ¿Te parece bien que sea nuestra canción?
-Me encantaría.

jueves, 26 de septiembre de 2013

CAPITULO 10.

Hasta ahora todo era perfecto, pero no era consciente de que el verano estaba pasando. Solo quedaba una semana para que terminase y a partir de ese momento todo cambiaría. Louis, Zayn, Niall, Harry y Liam empezarían con la grabación de sus nuevos vídeos, Sophie se iría a otro país a estudiar, y yo... bueno, aún tenía esa indecisión de no saber qué hacer.
Mientras se me derramaba una lágrima por la cara, Liam me preguntó y se lo expliqué.

-Nada ni nadie nos va a separar, ¿sabes? .- Contestó él a la vez que me quitaba las lágrimas con sus grandes y fuertes manos.

Mi única reacción fue lanzarme encima de él y besarle.

-Elisse, ¿estás segura? .- Me preguntó Liam, ya que sabía cuales eran mis intenciones.
-Más que nunca.

En ese momento todo lo demás sobraba, solo estábamos él y yo. No quería que nada nos separara, estábamos más unidos que nunca, y pensé que sería el momento perfecto para demostrarle lo que sentía.

                                                        ~~

Por otro lado, Harry se encontraba una vez más enfrente del bar de Daniela. Se moría de ganas de verla pero no apareció. Llevaba yendo cuatro días y no había rastro de ella.  ''Tengo que encontrarla sea como sea". decía Harry.

Enfrente del bar, hay un pequeño parque con un lago y árboles de hojas lilas. En él, se encontraba una mujer sentada. 
-Chico, ¿otra vez aquí? 
-¿Perdone señora? ¿Le conozco?
-Tú a mi no, pero yo a ti sí. Todos los días vengo a esta hora y me siento aquí. Veo como vienes cada día a buscar a alguien. ¿A una chica tal vez?
-No, no es a nadie...
-Ya... bueno, quizás te interese saber que la chica que trabajaba en ese bar, salió hace unos días llorando. Yo no sé que pasó, pero se habían escuchado gritos desde el bar. 
"¿Cómo? ¿Qué le habrá pasado? Esto es muy raro, necesito hablar con ella", pensaba Harry
-Señora, pero si yo no le he dicho nada de nadie...
Harry se alejó sin saber a dónde ir, necesitaba encontrarla, pero no sabía donde vivía ni nada. Tenía su número, pero no lo cogía. 
Harry estaba loco por encontrarla, y entonces recordó que tenía una foto de ella en su móvil. Empezó a preguntarle a todo el que veía por Londres. Él actuaba como si no fuera famoso, le daba igual su fama y la gente que le paraba, él seguía buscándola. 
-¿Harry? ¿Ha, Harry Styles?-Preguntó una desconocida
-Sí, soy yo. Encantado señorita. 
-Oh dios. No podía imaginarme que esto pasara algún día... bueno, venía a decirte que conozco a Daniela, aquí tienes su dirección. 
-Vaya, ¡muchas gracias! Lo veía imposible, ¿cuál es tu nombre?
-Soy Sandra, la hermana de Daniela.
-¿Qué le pasa? ¿Está bien?
-Bueno, eso tendrá que decírtelo ella, tengo que irme. Encantada Harry.

Ese "tendrá que decírtelo ella", solo preocupó más a Harry.

                                                                                       ~~

En el apartamento se encontraban todos los demás. Habían hecho una fiesta en la piscina y una barbacoa para cenar, querían hacer una pequeña despedida, ya solo quedaba una semana para que sus vacaciones terminaran, pronto todo cambiaría, tomarían una nueva dirección.


_______________________________________________________________________________
¡Hola! Bueno, he estado dos meses sin escribir, mi ordenador estaba roto y no podía, pero he vuelto :) . Si alguien sigue leyéndola, que lo dudo jaja, decidme qué os parece. Espero que os guste, pronto subiré <3

miércoles, 31 de julio de 2013

CAPITULO 9.- 'No puedo ser un superhéroe, pero por ti seré un superhumano'

Me desperté y encontré una llamada de Liam:  

"Pequeña, vístete, te espero abajo, hoy toca día para nosotros solos. Coge bañador y toalla". 

Mi pregunta era que si podía ser más perfecto de lo que ya era, pero lo dudaba mucho. Yo quería a Liam así, con sus virtudes y sus defectos, si es que tenía alguno, que aún no lo había encontrado. Nunca había sido tan feliz como lo estaba siendo ahora, estaba en mi ciudad favorita, con mis amigas, mis ídolos y con una de las personas que más quería. Claro está que echaba de menos a mi familia, pero estas vacaciones me las merecía después de todo el año que había pasado estudiando.

Me vestí rápido y bajé. Allí estaba ya listo Liam, así que nos saludamos y nos montamos en el coche. Me llevó a una playa donde no había casi nadie. Era preciosa. Yo era buena nadadora, y no había mucho oleaje, por lo que era buen día para nadar. No nadaba desde hacía varios años, porque estuve muy enferma con un problema de los pulmones, aunque el médico me recomendaba nadar pero lentamente, y a mi me encantaba desde siempre, me asfixiaba muy rápido, por lo tanto, nadaba cada vez menos.



Como hacía tanto tiempo que no nadaba, pensé que quizá si nadaba a mi ritmo normal, en vez de lentamente, no me asfixiaría, sin embargo, empecé a nadar con tantas ganas y tan rápido, que empecé a agobiarme, y a respirar mal. Liam no sabía que yo había estado enferma, pero al verme respirar mal, se metió en el mar y fue a por mi. Yo estaba inconsciente, y lo único que vi al levantarme fue a Liam frente a mi, gritándome, medio llorando y haciéndome reanimaciones para que despertara. Sin duda me había salvado la vida. Al volver a la normalidad, seguía algo mareada, pero lo primero que hice fue abrazar y besar a Liam.

-No sé como darte las gracias por todo, te quiero mucho.
-Anda, no hables,que te tienes que recuperar.

Entonces volvimos al apartamento para que me recuperara.
-Elisse, yo me voy a quedar aquí todo el día contigo, hasta que te recuperes, no te voy a abandonar.

No podía más. Me hacía llorar con todas las cosas bonitas que me decía, es increíble. Pasamos la tarde entera en el apartamento juntos.

Por otro lado, Sophie estaba con Rachel y con Laura, y se encontraron a los chicos. Rachel sólo conocía a Louis, pero Laura a ninguno, así que Sophie se los presentó.

Rachel empezó a hablarle a Louis:
-¡Hola Lou! ¿Cómo va esa canción?
-Pues no he hecho nada desde ese día ¿te apetece quedar esta tarde para terminala?
-¡Claro! ¿Nos vemos allí sobre las seis?
-Vale, pues luego nos vemos.

Por otro lado, Laura era como Zayn, tranquila. Cuando Laura empezó a hablar con Zayn se lo pasaban genial, ya que tenían muchas cosas en común. Se llevaron casi una hora hablando y riendo los dos, pero se acercaba la hora de comer, y Zayn le preguntó que si quería ir con él a comer, ya que, los otros chicos tenían otras cosas que hacer. Laura aceptó y ambos estuvieron comiendo en un restaurante precioso.
-¿Qué quiere tomar la parejita? -Preguntó el camarero.
-Emm, no, no se equivoca. -Contestó Laura riéndose.
-Bueno, no sería una mala pareja. -Dijo el camarero.
Mientras tanto agachaba su cabeza, y sonreía de una forma adorable, con la lengua entre los dientes.
Terminaron de comer, y se fueron a casa.



Por la tarde, Lou y Rachel quedaron y terminaron la canción. Niall le preguntó a Sophie que si quería que fueran a dar una vuelta. Harry decidió ir al bar de Daniela, se moría por verla otra vez. Liam y Elisse se quedaron en el apartamento viendo una película. Zayn y Laura, estaban aburridos, y como los demás tenían sus planes, decidieron volver a quedar para dar una vuelta.

martes, 30 de julio de 2013

CAPITULO 8. 'Los ojos no enamoran, enamoran las miradas'

Sophie y yo fuimos a Oxford Street, ya que habíamos quedado con Laura y Rachel. Las saludamos, vimos unas cuantas de tiendas y decidimos ir al apartamento a descansar las cuatro. A Rachel le encantaba la música, entonces, le llevé al estudio donde los chicos solían grabar, vio un piano y empezó a tocar una de las canciones que había en la partitura. La canción se llamaba "They don't know about us", y aun estaba sin acabar. La canción sonaba preciosa. Leímos el trozo de letra que estaba escrito y era:

"People say we shouldn't be together, we're too young to know about forever, but I say they don't know what they're talk-talk-talking about. This love is only getting stronger so i dont wanna wait any longer i just wanna tell the world that your mine, girl..." 


-Vaya, es preciosa, ¿verdad?- Dije

-Pues sí, me encantaría continuarla...
-Seguro que te quedaría genial.
-No lo creo. Bueno, ¿vamos con las demás? 
-Sí, vamos.

Al salir, nos encontramos con Louis que iba al estudio. 

-Hola Louis, ésta es Rachel.- Les presenté
-Hola, encantado, vaya, que ojos tan bonitos tienes.- Dijo sonriendo. 
-Bueno, ¡tú tampoco te puedes quejar de ojos!.- Contestó Rachel
-¿Dónde están los demás Lou?- Pregunté
-Están aun en la piscina, excepto Harry. -Me contestó.
-Vale, voy a verlos. ¿Te vienes Rachel? 
-Sí claro, ¿tú vienes Louis?
-Es que, estoy componiendo una canción, y quiero seguir, luego voy, ¿vale?
-¡Oye! Rachel te puede ayudar, a ella se le da muy bien la música ¿a que sí?- Le dije a Rachel guiñándole un ojo.
-Em.. sí. -Dijo Rachel muerta de vergüenza.

Louis empezó a tocar el piano y a cantar la primera estrofa. Era realmente preciosa esa canción. Le pidió ayuda a Rachel, que también sabía cantar y tocar el piano muy bien.        



             
-Vaya, cantas genial Louis. 
-Llámame Lou si quieres, así me llaman mis amigos.
-Vale. ¿Quieres que te ayude? He pensado en como continuar, si te parece bien..
-¡Claro! Dime ideas.

Rachel empezó a tocar el piano y a cantar el estribillo que se había inventado:





"oh, they dont know about the things we do, they dont know about the I love you's but i bet you if they only knew they would just be jealous of us they dont know about the hugs all night they dont know ive waited all my life just to feel a love that feels this right baby they dont know about, they dont know about us" 




Louis se quedó realmente impresionado por su voz.
-¡Guau! Tienes una voz increíble, de verdad Rachel.
-Gracias Lou, pero nada comparado contigo.
-Para nada, cantas genial.

De repente, algo sucedió, que se quedaron mirándose a los ojos durante unos segundos, pero Rachel dijo que se tenía que ir.

Louis y Rachel eran dos personas muy diferentes, Rachel era muy tímida, y Louis, todo lo contrario. Aun así, ambos se llevaban muy bien.

Por otro lado, Harry había quedado en Piccadilly Circus con la camarera. Harry llegó y empezó a buscar si estaba ella, pero pasaban los minutos y ella no aparecía. Él le había comprado una rosa, ya que, quería tener un detalle con ella.




Pasó media hora y él seguía allí esperando, pero esta vez, la camarera no lo hizo queriendo, tuvo un problema para ir, había perdido el metro y tuvo que esperar al siguiente, por eso llegó tarde, y como no tenía su móvil, pues no pudo hacer nada. Ella llegó, y pensaba que no estaría ya allí, pero ahí estaba Harry, esperando.

-Vaya, pensaba que no ibas a venir...-Dijo Harry

-Lo siento, de verdad, perdí el metro. Esta vez no lo he hecho con mala intención.
-Vale, no te preocupes. Te he comprado esta rosa, estás muy guapa esta noche. ¿cómo te llamas, por cierto?
-Me llamo Daniela, siento haber sido tan borde todos estos días, de verdad, no sé por qué fui así. Soy una gran fan tuya, y por vergüenza pues actué así, lo siento.
-Pf, pues vaya fan ¿eh?- Dijo Harry riéndose.
-Ya ves. -Contestó Daniela riéndose también

                                    
Después, fueron a cenar y a dar una vuelta por la ciudad, y finalmente, Harry acompañó a Daniela a casa para que no volviera sola. 
-Lo he pasado muy bien esta noche Daniela, espero que volvamos a vernos pronto.
-¡Lo mismo digo Harry!

Harry se despidió de ella dándole un beso.


~~

{Bueno lectores, espero que os haya gustado este capítulo, comentad por aquí o por twitter qué os parece, ¿vale? ¡Gracias por leer! xx }

domingo, 28 de julio de 2013

CAPITULO 7. 'I'm in love with you...'

-Eh, ¿te pasa algo? Estás muy pálida, ¿necesitas ayuda? -Le preguntó Harry a la chica.
-Estoy bien, déjame ¿qué quieres?. -Contestó malhumorada la camarera.
-Bueno, tranquila ¿eh? que solo quería saber si estabas bien...
-Sí, lo estoy, solo que tú me caes mal.
-¿Por? ¿Te he hecho algo?
-Sí, existir.
-Bueno mira, me voy a otro sitio, no quiero molestarte más, es una pena que una chica tan guapa sea así, la verdad. -Dijo Harry entristecido.
-Adios.

NARRA LA CHICA MISTERIOSA.


Vale. No quería ser así de borde con Harry. Soy tonta, tengo esa costumbre de que cuando alguien me gusta, intento evitarlo y me comporto como una estúpida solo por vergüenza. Soy fan de One Direction, bueno, fan, no, directioner. Mi debilidad es Harry Styles. Vivo en la misma ciudad que él y es la primera vez que lo veo, por eso no sabía que hacer.


                                                     ~~


Harry volvió con nosotros, pero ya nos separamos, y cada uno fue a un sitio. Liam y yo nos quedamos un rato más juntos, fuimos a St. James' Park, era un parque precioso, con árboles de hoja morada, un puente,muchísimas flores de colores y había incluso ardillas. Nos compramos un helado y me dio la mano mientras paseábamos.


Por otro lado, Niall le preguntó a Sophie que si le apetecía dar una vuelta, Sophie no se lo creía, pero claro está que aceptó.


-¿A dónde vamos Niall?

-Al London Eye, ¿te apetece?
-¡Claro!

Sophie y Niall subieron a una de las cabinas. Como era de noche, no había apenas nadie más.





-Sophie, me alegro de haberte conocido.

-Gracias Niall, lo mismo digo.
-Oye, ¿puedo contarte algo?
-¡Claro!
-Bueno, verás, desde la primera vez que vi a Elisse me gusta mucho, pero claro, está con Liam, él la quiere mucho y además es de mis mejores amigos..
En esos momentos Sophie se derrumbó, creía que diría algo de ella, pero no supo cómo reaccionar.
-Vaya... ellos se quieren mucho, la verdad. A Elisse le gusta Liam desde siempre.
-Sí, lo sé, y no quiero ser egoísta, pero verle con otra persona que no soy yo, duele. Aunque me alegro mucho de que esté con Liam.
-Bueno Niall, ¿nos vamos a casa?
-Sí, será mejor. Gracias por escucharme esta noche.

Al día siguiente, de camino al estudio para empezar a trabajar, Harry se encontró por la calle, a ''la chica misteriosa''.

-Hola, creo que me debes explicaciones, ¿no?
-¿De qué?
-No sé, por qué te caigo mal, ¿quizá?
-Pasa de mi, anda.
-Mira, te espero en Piccadilly Circus esta noche a las nueve. Estaré ahí esperándote.
-Pues espera, anda...
-Sé que al final vendrás.

Ya en el estudio, los chicos empezaron a trabajar en su nuevo álbum, cantaron canciones nuevas que se llamaban C'mon, c'mon, Rock me, Back for you, que eran más animadas, y otras como Little Things, y Over Again. Cuando los chicos empezaron a cantar little things, no tuve otra que empezar a llorar, y la razón la desconocía, fue con solo el primer verso de Zayn. Se me pusieron los pelos de punta.


"Your hand fits in mine, like it's made just for me. But bear this in mind, It was meant to be, and i'm joining up the dots, with the freckles on your cheeks, and it all makes sense to me..."






Después vino el solo de Liam, y vi cómo cantaba mirándome a mí, que ahí fue cuando más lloré, parecía que había escrito la letra para mí


"I know you've never loved

The crinkles by your eyes
When you smile,
You've never loved
Your stomach or your thighs
The dimples in your back
At the bottom of your spine     
But i'll love them endlessly"




Después vino el solo de Louis, el de Harry, y por último el de Niall. La parte de Louis me encantaba. Niall me miraba de reojo mientras cantaba.















Tras el ensayo, comimos, y nos fuimos todos juntos a la piscina. Recibí una llamada, y era de Rachel.

-¡Rachel! ¿Qué tal estás?
-Genial, ¿y tú por Londres?
-Pues genial también.
-Oye, que estoy aquí con Laura, hemos venido unos días también, ¿os apetece quedar?
-Claro, será genial.- Entonces pensé en presentarles a los chicos.- ¿Quedamos en Oxford Street a las seis?
-Vale, pues allí nos vemos.

sábado, 27 de julio de 2013

CAPÍTULO 6. 'DREAMS COME TRUE'

Leí la tarjeta que había en el ramo y ponía:

                         "Sal al jardín de atrás y verás quién soy"


Entonces, salí al jardín, pensando que era Liam pero cuando llegué, no era él. ¡Era Niall!

-¿Niall? ¿Qué haces por aquí?-Le pregunté extrañada
-Había pensado en verte antes de volver a Londres, ¿no te ha gustado mi visita?-Respondió
-¡Claro! ¿Qué tal todo?- Dije
-Pues muy bien, la gira ha sido alucinante, pero se echa mucho de menos a la familia. Ahora toca volver a Londres a seguir trabajando...
-Sí, sí, algo me han dicho...
-Bueno guapísima, me alegro de haberte visto, eres una buena amiga, me tengo que ir- Dijo despidiéndose de mí mientras me daba dos besos.
-Adios Niall, me ha gustado verte.


La verdad, me había gustado ver a Niall. Había demostrado ser un buen amigo, pero no podía decirle aún que estaba con Liam y que iría a Londres, no sé si Liam aun quería contárselo a alguien, y menos a Niall, después de lo que pasó hace unos meses cuando vino.


Después de esto, decidí prepararme porque había quedado con Sophie. Llegué al parque donde habíamos quedado y ahí estaba ella, nos sentamos en un banco y empezamos a hablar.

-Sophie, tengo que darte la mejor noticia de tu vida.
-¿El qué?
-A ver, Liam ha vuelto, han pasado muchas cosas, una noche estuvimos cenando, y me dijo que me quería. Desde entonces, estamos saliendo, pero no lo sabe nadie aún, bueno, ahora tú, pero no puedes decírselo a nadie, por favor.
-¡Lo sabía! No sabes cuánto me alegro. -Me gritó mientras me abrazaba
-¡Ay! Como echaba de menos estas conversaciones.
-Y que lo digas.. ¿bueno cuál es la mejor noticia de mi vida?
-Pues a ver, Liam me dijo que pasado mañana iban a Londres para trabajar en el nuevo álbum, pero, ahora que estábamos tan bien juntos, no quería perderle, así que decidí ir a Londres con él. ¿Te apetecería cumplir nuestro sueño de ir a Londres juntas?
-¿Estás bromeando? ¡Claro!
Entonces empezamos a gritar de emoción, nos dimos un abrazo y nos fuimos a empezar a preparar maletas.

Por fin llegó el día. Fuimos al aeropuerto y nos encontramos con Liam, él estaba solo y se encontraría con los chicos en Londres, Liam y yo intentamos actuar con normalidad, como si no nos conociéramos, porque había riesgos de que hubiese paparazzies así que nos saludamos a escondidas, y volvimos a la fila para el embarque.

-Hola Liam, aquí está Sophie, al final ha venido también.
-¡Hola! Estupendo, nos lo pasaremos todos genial, encantado de conocerte Sophie
-¡El placer es mío!

En una hora estábamos ya allí. Liam nos llevó al apartamento donde estaban los demás chicos.

-Chicos, ¡tenemos visita, aquí tenemos a Elisse y a Sophie, que las he invitado!
-¡Hola! -Dijimos las dos algo cortadas.
-Hola chicas, espero que os lo paséis muy bien- Dijo Zayn dejándonos embobadas con su mirada.
-¡Hola guapísimas!- Dijo Harry mientras se sacudía sus rizos.
-¡Buenas! ¿Así que aquí está la famosa Elisse? ¡Encantado de conoceros!- Dijo Louis mientras Liam le miraba riéndose de vergüenza.
-Uh, se ha puesto rojo el enamorado Payne..-Dijo Zayn
-Calla Zayn-Respondió Liam riéndose.
-Hola Elisse.- Me saludó Niall.
-Y tú debes de ser Sophie, ¿me equivoco?-Le dijo Niall a Sophie
-No, no te equivocas, encantada. -Respondió Sophie.
Entonces, miré de reojo a Sophie y le sonreí guiñándole un ojo.
-Bueno chicos, ¿por qué no nos cantáis algo?
-¡Claro! Vamos chicos, ¿cantamos 'Live while we're young'?


Entonces empezaron a cantar. Yo estaba muy emocionada, porque eran One Direction, mi grupo favorito, conocidos mundialmente, pero, Sophie lo estaba más. Yo ya los conocía, pero ella no, así que se puso a llorar de emoción.

Sophie nunca había sido una niña con mucha suerte, además tampoco había sido una familia de mucho dinero, yo tampoco lo era, claro está, pero tenía lo necesario. Ella no siempre había estado bien, sus padres se había divorciado, y su vida había sido bastante dura, por eso, se merecía cumplir su sueño.

Niall se acercó y le dijo que no llorase, que era muy guapa para tener que verle así, y que él le tenía que dar las gracias por ser así de buena. Después, todos fueron a abrazarla. 'Sin duda, son unos chicos increíbles.' pensé.


Fuimos a dar una vuelta todos juntos, pero luego, Sophie y yo decidimos ir a dar una vuelta, mientras ellos se acercaban a las fans.



Sophie y yo fuimos a un bar cercano a donde ellos estaban, a tomar algo.
-Buenas noches, ¿Qué quieren tomar?-Dijo una chica de nuestra edad que trabajaba como camarera.
-Pues dos coca-colas por favor. -Dijo Sophie
-Vale, pues ahora mismo. Respondió la camarera.
De repente se escuchó un gran alboroto, debido a las fans.
-Ay, ya están aquí otra vez los One Direction estos. ¿A vosotras os gustan?
-Sí, nos gustan mucho. -Dijimos a la vez.
-Uf, a mi regular, ese chico del pelo rizado, no sé, no me gusta, no me cae bien.
-¿Lo conoces acaso?-Dije enfadada.
-No, pero no sé... Es mi opinión.
-¡Pues no opines sin saber!- Respondió Sophie
-Bueno os traeré las bebidas directioners... -Dijo enfadada la camarera.

Nos tomamos las bebidas, pagamos y nos fuimos.

Luego, cuando parece que había calma, nos reunimos en un sitio más discreto con los chicos.
Harry fue un momento a un bar, y entró en el que habíamos ido nosotras.
-Hey, chica, ¿puedes atenderme?
-Un momento.
La chica se giró y se quedó pálida cuando vio que era Harry...

lunes, 15 de julio de 2013

CAPITULO 5.- Londres, espérame.

Al llegar a casa me fui corriendo a dormir, pero no tenía sueño. Me dediqué durante varias horas a dar vueltas en la cama y a pensar en Liam y en mi, ¿qué pasaría con nosotros? El año que viene yo tendría que ir a la Universidad y él iría de gira. Tras pensar en todo ésto, terminé quedándome dormida. 
A la mañana siguiente, me desperté de repente, pues, el despertador no había sonado y debía de estar en el instituto a las diez para recoger las notas de selectividad. Tenía media hora para prepararme, por lo tanto, me puse lo primero que vi, unos pantalones cortos y una camiseta.


Como iba mal de tiempo, decidí desayunar cuando volviese ya que tampoco iba a tardar mucho, así que me fui directamente al instituto. 

Al llegar vi las notas, y había sacado justo lo que necesitaba para estudiar lo que quería, pero había muchísimas personas con más preferencia al tener más nota que yo. 
Di una vuelta para ver si veía a mis amigas, pero me encontré a Sophie llorando. Estaba sola, retirada de los demás, por lo que me preocupé por ella y decidí ir a hablarle para ver qué le pasaba. 
-Sophie...¿qué te pasa?
-Nada...
-Vamos Sophie, sabes que sí. Puedes contármelo, antes confiábamos la una en la otra, nunca haría nada para hacerte daño...
-Bueno, son muchas cosas, no puedo más. Hace tiempo que dejé de ser amigas de las demás, querían que me fuera, porque según Alice no era lo suficiente ''guay'' para ser de su grupo, y las otras le siguieron el rollo, así que decidí irme yo por mi cuenta...
-Sophie, sabes que aquí me tenías...Nos habíamos distanciado pero por culpa de Alice, podrías habérmelo dicho...
-Lo sé, pero me daba miedo de que me rechazaras.
-Nunca lo haría. Eras y serás mi mejor amiga, ¡te conozco desde siempre! Anda, tranquilízate. Mira, si quieres, quedamos esta tarde, que tenemos cosas que contarnos, seguro.
-Vale, luego hablamos y quedamos. Adios Elisse, te echaba de menos..
-Y yo tonta. -Dije abrazándola. 
Tras esta conversación decidí volver a mi casa, pero a mitad del camino recibí una llamada de Liam.

-¡BUENOS DÍAS SEÑORA PAYNE!- Gritó Liam.
-¿Señora Payne? Creo que se equiovoca, ¿eh? -Respondí de broma
-Bueno, ya veremos, yo creo que sí es usted...-Dijo Liam
-¿Sí? No sé, ya veremos... -Se la devolví riéndome.
Ambos empezamos a reírnos.
-Oye Elisse, date la vuelta un momento.-Dijo Liam
-¿Para qué..? -Pregunté sin terminar la frase
Ahí estaba él, detrás de mí, 

-Que tonto eres, ¡no me des estos sustos!- Dije abrazándole 
- Tonta tú, enana.
Me cogió y me besó como nunca nadie lo había hecho. 
-¿Has desayunado? Si quieres vamos a alguna cafetería.
-Claro, vamos.
Entramos en la cafetería, y me di cuenta, de que Liam estaba algo preocupado, no sé que le pasaría, pero me daba miedo de qué podría ser.
-Liam, ¿pasa algo? Te conozco y estás raro.
-Bueno, Elisse... tengo que regresar a Londres en dos días, los chicos y yo tenemos que seguir trabajando...
Me quedé de piedra, sabía que llegaría ese momento, lo había pensado durante toda la noche, pero, ¿ya? No podía ser. Ahora que todo iba perfecto, no podía irse, necesitaba estar más con él, entonces dije:
-Me voy contigo. Me voy a Londres. 
-¿Qué? Elisse lo tienes todo aquí, no puedes desperdiciarlo. 
-Mira, me voy contigo lo que queda de vacaciones. No me vas a decir lo contrario, quiero estar contigo. A no ser que tú no quieras.
-Pues claro que quiero, ¡como no voy a querer! Bueno piénsatelo y me lo dices. Me voy cariño, te quiero.
-Adiós Liam, te quiero.
No me lo iba a pensar, iba a ir sí o sí, pero pensé en decírselo a Sophie, era nuestro sueño, ir juntas. Así que como por la tarde habíamos  quedado, se lo diría. 
Al llegar a mi casa, me encontré un ramo de flores en el que ponía "Elisse". ¿Sería Liam? 

jueves, 11 de julio de 2013

CAPÍTULO 4.-¿SUEÑO O REALIDAD?

Tras esa conversación regresé corriendo a mi casa, tenía unas ganas impresionantes de llamar a Sophie y contarle todo lo que había pasado, pero... llevábamos seis meses sin hablarnos, habíamos cambiado. Ya no éramos tan amigas, ese año fue el último de instituto y cada una había tenido nuevas amigas, nuestro grupo se separó a causa de los chicos. 

FLASHBACK.

Yo no aguantaba la actitud de Alice, y tengo que reconocer, que en parte fue culpa mía que el grupo se disolviera, pero Alice me sacaba de quicio, siempre había que hacer lo que ella decía, no nos dejaba opinar y nos manejaba, cosa que yo siempre había odiado. 

Tras esto, empecé a separarme un poco de todas ellas, porque todas empezaron a comportarse como ellas. Mi amistad con Sophie fue desapareciendo, se notaba que no era lo mismo, nos saludábamos, de vez en cuando hablábamos en los cambios de clase, pero ella seguía persiguiendo a Alice. 

Durante ese curso, conocí nuevas amigas, Rachel, Laura, Anne y Carly, eran geniales, me demostraron ser mucho mejores que ellas. 
______
Al llegar a casa eran las ocho y media, aún quedaban para las diez, pero quería prepararme bien. Primero, me tomé una buena ducha, y empecé a peinarme, opté por un peinado recogido, pero elegante. Después rebusqué por todo mi armario, hasta que encontré este vestido, era sencillo, pero pensé que sería apropiado:




Por último me maquillé. Entre una cosa y otra, ya eran las nueve y media, me llevé media hora esperando, dando vueltas por mi casa como una loca.

Por fin dieron las diez. Estaba temblando, cuando de repente sonó el timbre. Sentí mariposas en mi estómago, y como el corazón me iba a 100 por hora. 

Cuando abrí la puerta, claramente, era Liam, tan puntual como siempre, iba guapísimo, con una camisa blanca y su sonrisa de oreja a oreja a pesar de todo. Siempre había admirado eso de Liam, que a pesar de todos los problemas, sonreía. Debía de aprender mucho de él... Tras un rato mirándonos, nos saludamos:

-Elisse, estás preciosa,bueno,tú siempre lo estás. -Dijo Liam.
-Emm.. gracias Liam, pero no me digas esas cosas por favor, que sabes que no sé que responder. -Me reí sonrojada.
-Anda, venga, móntate en el coche y tápate los ojos con esta venda.
-¿Qué? ¿Una venda? ¿A dónde me vas a llevar? Cuidado con lo que me vayas a hacer, ¿eh?, que todavía hay mucho de lo que hablar. 
Empezamos a reírnos y ya nos metimos en el coche.

Cuando abrí los ojos, nos encontrábamos en el sitio más bonito que conocía. Era un antiguo puerto, al lado de un río, además, era el sitio donde nos conocimos, hace 16 años. En ese momento, no sabía que hacer, quería llorar de emoción. Le quería, mucho.

El camino hasta la mesa para cenar estaba lleno de flores y velas. Era lo más bonito que habían hecho por mí, ya que nunca antes había tenido novio, la verdad. Estaba demasiado ocupada con mis estudios, para sacar buenas notas.

Nos sentamos a cenar y empezamos a hablar. En ese momento, sabíamos que por un lado, nos queríamos, pero era hora de ponerse serios, había muchos asuntos pendientes.

-Elisse mira voy a ser sincero contigo.
-A ver, habla, creo que debes darme explicaciones, ¿no?
-Sí, no hables. Hablo yo. Todo este tiempo no he hablado contigo por una razón. Quería saber si era capaz de aguantar tantísimo tiempo sin saber nada de ti. Pero no puedo. Lo he comprobado. Eres más que una amiga. Tú me das estabilidad, no sé vivir sin ti, cada día que pasaba se convertía en una tortura. Siempre has sido mi inspiración para cantar. En cada concierto, solo te veía a ti. Tú me haces ser mejor persona. Te quiero Elisse.
No dije nada. Se me empezaron a derramar miles de lágrimas, no podía imaginar lo que estaba pensando. No era un sueño. Era lo que llevaba esperando 16 años.
-Eh, no llores por favor... 
-Liam, te quiero. 
-Y yo princesa, y yo. 


Por último, dimos una vuelta y me llevó a casa. 
Cuando llegué no sabía si era un sueño....